dilluns, 25 d’abril de 2011

Informe hábitos de compra de los viajeros españoles (www.lookinside.travel)

El pasado mes de Abril Google, Exceltur y el Instituto de Estudios Turísticos presentó la segunda edición del estudio Lookinside.travel, sobre los hábitos de Información y Compra de los viajeros españoles. Esta vez, como detalló Javier González Soria de Google Travel,  se realizó a través de más de 80.000 cuestionarios, lo que le convierte en un referente en nuestro sector.

Seguimos la presentación desde twitter, y publicamos lo que desde nuestro punto de vista fué lo más significativo a través de @turispro.

El camino de la venta on-line es ya imparable en España. El 93% de los encuestados que compraron vuelos y el 68% que compraron alojamiento confiesan haberlo hecho a través de internet. Un aumento de entre el 10 y el 20% si comparamos con los datos del año 2009.

Los encuestados confirman la bajada en sus preferencias del paquete turístico, y refuerzan la compra, sobretodo del avión, a los proveedores directos, pues desciende la venta a través de las OTA,s (on-line travel agencies).

Aunque la calidad, y no acabamos nunca de creérnoslo, debe ser nuestra mejor ventaja competitiva, el precio sigue siendo el factor determinante de compra. El entorno de fuerte crisis también ayuda a acentuar el cambio de hábito de los consumidores.

Si bien el uso de las tradicionales AAVV parece disminuir, y así lo corrobora la caída del numero de agencias, aunque aun no he sido capaz de leer en ningún medio cuantas hay hoy realmente abiertas, el consumidor accede a ellas para viajes de largo recorrido, donde requiere de más información o incluso por razones de seguridad y servicio.

En líneas generales, es curioso constatar como las mesas redondas y los distintos ponentes, en su mayoría representantes de OTA, compañías aéreas y cadenas hoteleras, ninguna mayorista ni touroperador en la sala, dieron vueltas sobre todo sobre la desintermediación, el precio, la calidad y el peso de las redes sociales.

Fue especialmente significativa la transparencia, una especie de ejercicio de "jettons les masques" de los hoteleros y las líneas aéreas, recordando que son ellos quienes deciden los precios, que el distribuidor debe acatar los PVP por ellos establecidos, y que poco a poco, y sin que los TTOO se enfaden demasiado, ir directamente a los clientes finales y evitar los molestos intermediarios. Aquí cabe recordar el trabajo de muchos operadores en los mercados de origen, la prescripción de hoteles y servicios turísticos, el marketing, la publicidad, las fuerzas de ventas y delegaciones comerciales que durante años han sido el brazo armado de muchos de estos productos turísticos, que se han dado a conocer y han sido prescritos por estos distribuidores.

Si es cierto que la mayoría de productos y servicios turísticos han reforzado todos sus canales de venta directa y sus servicios postventa, haciendo más difícil la intermediación, que si no aporta el famoso "valor añadido" se puede acabar convirtiendo en un simple referenciador.

La siempre objetiva y profesional presentación de contenidos de Exceltur, nos apunta ya las mejoras en la previsión del crecimiento turístico, pero nos recuerda que la coyuntura geopolítica nos es propicia, y que no olvidemos la sempiterna clave de nuestro ser o no ser: la mejora de la competitividad.

Si leemos entre líneas, el sector está expectante y radiante ante lo que puede ser una notable temporada. Pero la prudencia después de años de pasarlo realmente mal, hacen que como Guardiolas en potencia, todos seamos cautos, aunque con una media sonrisa que esperamos sea completa de aquí unos meses.