dimarts, 16 d’agost de 2011

Existió el año 0?



El año 0 no existió. Varias son las razones que lo explican. Primero porque los años se cuentan a partir de 1 por convención de los historiadores (el año 1 a.C precede al año 1 d.C), después porque los habitantes de ese año no lo vivieron nunca como tal, ni fueron conscientes de ello, ni se regían entonces por nuestra actual cronología, y finalmente porque el número 0 no había sido inventado aun.  El 0 fue creado en la India hacia el siglo VII (después de Cristo)!

La cronología que utilizamos en Occidente para fechar nuestros acontecimientos y los años, fué introducida por primera vez durante el siglo VI. 

De hecho fué el historiador Beda quien la difundió en el siglo VIII a través de su obra "Historia Eclesiástica del pueblo inglés", y no pasó a generalizarse de forma extendida hasta el siglo XVII. El concepto está basado en dividir la historia antes y después del nacimiento de Jesús de Nazaret. 

El mundo existía en todo caso en el año 0 para muchos ciudadanos del mundo. En Egipto, fueran o no conscientes de ello, coincidía con su año  2773. Los judios utilizaban el calendario seléucida, que empezaba el año 321 antes de Cristo, momento en que aparecen en la actual Siria las primeras monedas fechadas.

Jesucristo, obviamente, no fué tampoco consciente de que generaciones posteriores los hombres y mujeres de Occidente datarían sus años en función de su existencia. Por curiosidad parece que su nacimiento, aun sin consenso, fué entre el 7 i el 2 a.C, y no en el supuesto e inexistente año 0.

Parte importante de estos datos están extraídos de la obra de Peter Watson.

Descubrí a este autor, a través de su libro “Historia Intelectual del Siglo XX”, editado por Editorial Crítica en castellano. Esa fue una lectura intermitente que me ayudó a entender la complejidad y evolución de un siglo de pensamiento.


Después vino el excelente libro “ Ideas: Historia Intelectual de la Humanidad”.  Un libro que no es un compendio de guerras o entronizaciones, sinó una obra donde se detalla como se descubrió el fuego, los Dioses, el arte, el derecho, el alma, el "yo", el método científico, el dinero o los libros, entre infinidad de tesoros que ha creado el Hombre.